Especial Moda Flamenca 2010

Las diseñadoras Adela Olmos, Patricia Aguaded y Ana Vidal nos presentan sus propuestas en la I Muestra de Moda Flamenca de Madrid (España)

El traje de volantes es el único traje regional que cambia año a año. Cada nueva temporada la moda flamenca sigue las tendencias generales de la alta costura adaptándolas a su identidad tradicional, que se refleja también en la particular visión de cada creador. Tres diseñadoras: Adela Olmos, Patricia Aguaded y Ana Vidal nos desvelan las claves para ir a la última este 2010.
“Que baile el traje”
Adela Olmos diseña trajes y faldas para bailar flamenco. Colores definidos, diversos estampados y lunares en gasas, encajes, rasos, crespón y telas variadas que se adaptan a un estilo muy personal sin alejarse de las raíces flamencas, y que incluso también se pueden llevar en ocasiones especiales como bodas o fiestas.

¿Cómo son tus diseños?

Lo que yo diseño es lo que yo siento. Mi moda es la que me hace sentir la tela que yo escojo, el color que tiene, la textura. Ahí pongo yo mi moda y hago que la bailaora se sienta cómoda y a gusto, que se sienta vestida y que baile el traje.

¿Qué características tiene que tener un buen traje para bailar?

Tiene que ser cómodo, ligero, movible. Tiene que tener mucho movimiento, ser etéreo casi. Pero a la vez tener el peso que necesita el palo por el cual se está bailando.

Es una forma de vida. Sentir un baile necesita el color preciso, la textura de tela concreta, todo lo que se hace para que la bailaora se sienta a gusto y exprese lo que siente cuando está bailando.

¿En qué te basas a la hora de diseñar un vestido?

Todo depende del palo que se vaya a bailar. En función de esto elijo un color u otro, más o menos escote, con mangas o sin mangas… En las mangas y los escotes siempre intento innovar, hacer algo realmente origina que nunca se aleje de los flamenco pero que te vista con gusto y elegancia, sin recargarlo en exceso. La bailaora es la que le da vida al traje, no necesita más.
“Toda mujer está guapa vestida de flamenca”
Patricia Aguaded presenta una colección muy alegre y colorida, con lunares bordados, tanto para la noche cómo para el día, donde también encontramos el color negro. Trajes de talles bajos para realzar la figura de la mujer, con grandes escotes, volantes con volúmenes y mucho movimiento. Distintos estilos de mangas, desde a la sisa a mangas largas.

¿Qué destacarías de la moda flamenca?

Lo que más destacaría son los volantes. El movimiento de los volantes es lo más bonito, le da vida al traje.

¿Qué significa para ti el traje de flamenca?

El traje de flamenca es un traje que realza la figura de la mujer. Toda mujer está guapa vestida de flamenca. Son trajes entallados con mucho movimiento y mucha alegría.

¿Cuándo diseñas un traje qué te imaginas, qué te pasa por la cabeza?

Yo veo una tela, un tejido, y ya se como va a ser ese traje. También es muy importante la persona que se lo vaya a poner. A todas las personas no les sienta igual un mismo tipo de diseño.

¿Cuál es la tendencia de este año?

Se lleva mucho la manga larga. También se llevan muchísimo los trajes cortitos. Los volantes con mucho vuelo, ya sean grandes o pequeños. Nosotros hemos sacado unos cinturones con unas hebillas grandes a la cadera o a la cintura. A algunos trajes además les hemos dado un toque hippie con unos pañuelitos muy monos.

En cuanto a colores este año se lleva mucho el morado, el malva y el gris. El negro, el blanco y el rojo siempre están de moda. Los lunares vuelven a cobrar fuerza está temporada y los estampados son más étnicos, dejando un poco de lado el típico de flores.

¿Y los complementos?

Depende el tipo e traje. Hay veces que le pegan complementos más clásicos, a otros le van modelos más agitanados… Lo que si es verdad es que este año se lleva el acetato y el nácar. Los pendientes de aro grande y las flores centradas y arriba.
“Lo más importante son los volantes”
Los trajes de feria de la diseñadora Ana Vidal representan la mezcla entre el mundo árabe y el andaluz. Su propuesta son trajes a media pierna, trajes largos, camisas con faldas y una bata de cola. Volúmenes en las faldas, volantes canasteros, volantes de capa, así como godets formados por varios volantitos. El color predominante de los trajes es el beige, combinado con un sin fin de colores.

¿Qué es para ti lo más importante de un traje de flamenca?

El traje de flamenca es el traje regional de Andalucía. Pero a la vez es un traje que va evolucionando cada año, no está estancado. Dependiendo de la temporada tiene su propia moda y un diseño determinado. Para mí en un traje de flamenca lo más importante son los volantes y que tenga mucho volumen y mucho vuelo.

¿Cómo es tu colección de este año?

Se llama “Zarzamora” y está inspirada en dos culturas, en la mezcla de la cultura árabe y la andaluza. Lo árabe está reflejado en los dibujos y estampados, y lo andaluz son los volantes que tiene que tener todo traje de flamenca.

He mezclado tanto el traje largo, el que va a media pierna como el corto. Todo depende de la persona y el momento. En cuanto a tejidos me gustan mucho las superposiciones. En cuanto a colores, este año se llevan mucho los azules, morados y verdes.

Los complementos me gustan muy grandes. Este año los he hecho de nácar y carey. Las flores también son muy grandes y, como novedad, el ramillete de jazmín para sustituir a la clásica rosa.

¿Y hay trajes de día y trajes de noche?

Sí. Los trajes de día son colores más llamativos: un rojo, un rosa… y la tela suele ser un popelín. Por su parte lo trajes de noche se hacen en colores más elegantes como el negro o el morado oscuro y las telas suelen ser más finas: gasa, raso, seda y encajes.